Tel: 672 298 486 – 646 169 748

UN PERRO COMO REGALO DE NAVIDAD

Rate this item
(0 votes)
Written by Jueves, 22 Diciembre 2016 12:19;

La Navidad está a la vuelta de la esquina, y tal vez, como muchas otras familias, te habrás planteado hacer uno de los mejores regalos del mundo: un perro. Si es así, estamos encantados de que vayas a tener un nuevo miembro en la familia. Pero, antes de que esto ocurra, queremos advertirte de que un perro no va a ser un regalo como otro cualquiera.

 

 

El perro no es un objeto.

Y esto es algo de lo que queremos concienciarte seriamente. No te vamos a negar que la Navidad es la ocasión perfecta para dar el paso de tener una mascota en casa. De hecho, si es para sorprender a los más peques, la ilusión de un nuevo miembro en la familia es todavía mayor.

Sin embargo, antes de tomar una decisión tan importante, te recomendamos que reflexionéis toda la familia las consecuencias.

¡No te asustes! Un perro es de lo mejor que podemos tener a nuestro lado, pero, como cualquier otro nuevo miembro de la familia, conlleva grandes responsabilidades.

En primer lugar, debes tener en cuenta el coste económico. Ya sabes que no existe una seguridad social para los animales, con lo que deberás estar preparado para asumir los gastos de vacunación o tratamientos cuando se pongan enfermos, pues es fundamental que dispongan de la asistencia veterinaria necesaria.

Asegúrate también de que el perro no va a estar solo la mayor parte del tiempo. No queremos que deshagas tus planes por quedarte con él, pero si eres de los que está más fuera de casa que dentro, piénsalo dos veces. El perro es una animal de compañía, necesita vivir en grupo y ahora tu familia será su nuevo grupo, necesita nuestra compañía y cariño.

Por otra parte, debes considerar el espacio del que dispondrás para él. Si vives en una casa muy pequeña, no te aconsejamos que tengas un perro excesivamente grande. A pesar de que tengas el tiempo suficiente para darle largos paseos, dentro de casa también deben tener su espacio, para estar cómodos tanto él como vosotros.

Finalmente, y no menos importante, la educación de un perro es fundamental. Los perros no se educan solos. Es necesario educarlos desde el primer día que llagan a casa, fomentando buenos hábitos en ellos y corrigiendo los malos hábitos que puedan adquirir. De lo contrario, cuando te molesten más de lo normal sus ladridos, su desobediencia, sus travesuras, etc. tal vez ya sea tarde. Así que pon especial atención en dedicar tiempo en educarle, tanto tú como el resto de las personas que vivan con él en la casa, y siempre de la misma forma. También puedes ponerte en contacto con nosotros, como profesionales de adiestramiento canino que somos.

En conclusión, creemos que si todo el mundo reflexionase a tiempo en estos 4 puntos antes de tener una mascota, se reduciría el número de abandonos. Desde Cenla, te animamos a que esta Navidad compartas la vida con un perro, pero siempre con responsabilidad.

Pide tu cita

Pide cita en Residencia Canina Cenla


   Tel: 672 298 486 - 646 169 748