Tel: 672 298 486 – 646 169 748

CASO CLÍNICO PELÁEZ - HERNIA TORACOLUMBAR

Rate this item
(0 votes)
Written by Jueves, 21 Marzo 2019 14:50;

La hernia discal es la causa más frecuente de lesión medular en el perro. Existen dos tipos de hernias discales claramente reconocidas en el perro, la extrusión nuclear (tipo Hansen I) y la protrusión anular (tipo Hansen II). La hernia discal no se produce debido a un traumatismo o movimiento brusco sin que previamente se haya producido una degeneración discal.

Esta degeneración puede ser cartilaginosa, en la que el núcleo intervertebral pierde parte del contenido acuoso y de glicosaminoglicanos y se transforma en tejido similar al cartilaginoso llegando incluso a calcificar (predominio en razas condrodistróficas y empieza a edades tempranas); o bien degeneración fibrosa, en la que el núcleo se transforma en un tejido conectivo fibroso (predominio en razas no condrodistróficas y aparece en la fase media de vida). La extrusión nuclear predomina en todos los perros, sean o no condrodistróficos.

 

 

residencia canina

 

La sintomatología es variable y depende de la localización y gravedad del daño medular. La mayoría se van a caracterizar por la aparición de dolor (más marcado en hernias cervicales) y la pérdida progresiva de la función motora, urinaria y de sensación dolorosa.

En los casos de progresión paulatina se ve un deterioro progresivo que se inicia con la aparición de quejidos espontáneos o la adopción de posturas antiálgicas. En los casos de progresión más rápida, los perros pueden presentarse con una pérdida de la función motora e incluso incontinentes desde el primer momento.

En la mayoría de los casos la radiografía es sólo indicativa y se requiere una técnica de diagnóstico por imagen avanzada, como es la mielografía o el uso de la tomografía computerizada o resonancia magnética.

Las hernias discales son una patología quirúrgica aunque hay un porcentaje de resolución con tratamiento conservador. La cirugía ofrece un resultado más favorable, con una recuperación más rápida y menos estresante para el animal y el propietario. La hernia discal debe considerarse una urgencia  y operarse con la mayor celeridad posible ya que existe la posibilidad de que el perro empeore y pierda función motora y sensación dolorosa profunda.  Los resultados con tratamiento quirúrgico son buenos en la mayoría de los casos, ofreciendo una recuperación completa (90-98% de los casos) de los perros afectados siempre que mantengan sensación dolorosa intacta. En el caso de pérdida de sensación dolorosa, solamente la mitad de los perros operados en 24 horas recuperan la capacidad de andar.

 

PACIENTE

 

Peláez, perro de raza Teckel de pelo duro, macho no castrado, de 6 años de edad, vida doméstica con ejercicio moderado. Peláez fue intervenido de hernia discal tipo Hansen I en T12-T13 lateralizada a derecha, llegó a quirófano sin dolor profundo, hacía 10 días que presentaba cuadro con  paraparesia en extremidades posteriores. La cirugía se realiza por hemilaminectomia lateral derecha, se extrae abundante material discal calcificado y caseoso en médula espinal, se observa severa compresión medular. Tras la intervención quirúrgica presenta cuadro de paraplejia sin dolor profundo y con incontinencia urinaria y fecal.

 

cenla perros

veterinario

TRATAMIENTO

 

Peláez acude a la consulta de fisioterapia y rehabilitación veterinaria de Cenla remitido por su veterinario clínico. Comenzamos el tratamiento con el primer objetivo de recuperar las vías sensitivas de dolor superficial en extremidades posteriores y del déficit propioceptivo, mejora del tono y vientre muscular en extremidades posteriores y recuperación de marcha estable y coordinada.

 

Las técnicas de rehabilitación empleadas para este fin fueron:

  • Masaje Strocking, Petrissage y Percusión.
  • Electroterapia analgésica (TENS).
  • Láser terapéutico LLLT.
  • Electroterapia de fortalecimiento muscular (EMS).
  • Cinesiterapia pasiva en todas las articulaciones.
  • Cinesiterapia activa.

Foto 4. Paciente en la consulta.

Video 1. Ejercicios cinesiterapia activa.

Además Peláez realizaba ejercicios diarios en casa tales como el masaje y la cinesiterapia pasiva, asistencia en la estación, balanceos, cavaletti y marcha asistida con arnés.

 

 

EVOLUCIÓN

La evolución de Peláez durante las trece sesiones que se han llevado a cabo, fue progresiva y constante. Implementando su capacidad sensitiva y motora progresivamente y sin retrocesos en la evolución. En torno a la cuarta sesión  Peláez ya conseguía  mantenerse en la estación y de la quinta a la octava sesión comenzó a andar hasta seis pasos seguidos, a partir de la novena continuó mejorando la marcha y recuperando el tono y perímetro muscular.

Tras mucho esfuerzo por parte de Peláez, el apoyo y trabajo de su familia logramos que Peláez recuperara la marcha y volviese a ser el perro entusiasta y feliz que había sido.

Como sabes en Cenla somos residencia canina en Valencia, guardería para perros en Valencia, residencia para perros en Valencia, clínica veterinaria, fisioterapia para perros, educación canina y somos criadores de Labrador Retriever. Clinica Veterinaria de fisioterapia y rehabilitación y estamos ubicados en Liria.

 

Media

Información y Contacto

Reserva cita Online

Pide cita en Residencia Canina Cenla


   Tel: 672 298 486 - 646 169 748